¿Cómo estimular tu sistema inmunológico?

abril 10, 2020

¿Cómo estimular tu sistema inmunológico?

 

Actualmente estamos escuchando muchas conversaciones sobre cómo mantener nuestro sistema inmunológico saludable para combatir el Coronavirus. Pero, ¿qué define un sistema inmunitario saludable y qué se necesita para lograrlo? Y algo muy importante: ¿pueden nuestros productos Plenny Shake contribuir a un sistema inmunológico saludable? Vamos a sumergirnos.

¿Qué define un sistema inmunológico saludable?

El cuerpo tiene su propio mecanismo de defensa contra los microorganismos que causan enfermedades, como virus, bacterias y parásitos, llamado sistema inmune (1,2). Este sistema está formado por múltiples compuestos defensivos llamados glóbulos blancos, y son capaces de reconocer y eliminar estas sustancias y células que no pertenecen al cuerpo (1).

El sistema inmune recuerda a cuál de estas sustancias ha atacado, por lo que un contacto renovado con esta sustancia conduce a una reacción aún más rápida y fuerte (1). Para estimular la capacidad del cuerpo de defenderse contra los patógenos, el cuerpo debe nutrirse de un estilo de vida saludable, comenzando con una dieta equilibrada y completa (2). En estudios con animales, se encontró que las deficiencias de ciertos micronutrientes conducen a una alteración negativa del sistema inmune (2). ¡Razón suficiente para acelerar tu juego y nutrir tu cuerpo con las siguientes vitaminas y minerales!

Vitamina C

¿Sabías que nuestro cuerpo no puede producir vitamina C por sí solo? (4) Necesitamos obtenerlo de fuentes dietéticas como las frutas cítricas, las fresas, los tomates y las verduras como el brócoli y la coliflor (3,5). La vitamina C es fácilmente absorbida por el cuerpo debido a su solubilidad en el agua. Este aspecto también facilita el transporte de la vitamina al riñón, lo que lleva a una excreción de esta vitamina (3-5). Por lo tanto, reponer este nutriente es importante para mantener un sistema inmunológico bien nutrido.

Vitamina D

Otra vitamina importante con una alta tasa de deficiencia, es la vitamina D, lo que resulta en una mayor incidencia en enfermedades crónicas y enfermedades infecciosas, como la gripe (6).



La vitamina D a veces se conoce como la "vitamina del sol", debido a la producción de vitamina D a partir del colesterol por la acción de la luz solar (6–8). No todo el mundo puede producir suficiente vitamina por el propio organismo, por lo que se considera necesaria la suplementación (6,8). A diferencia de la vitamina C, solo unos pocos alimentos contienen altas cantidades de vitamina D, como el pescado graso y el cereal de desayuno (6–8). La investigación, ha demostrado una disminución del 42% en la incidencia de infección por influenza en personas que toman suplementos de vitamina D (9). Este efecto puede explicarse por su función promotora en las llamadas células T, que juegan un papel importante en el sistema inmune específico, por ejemplo, destruyendo las células infectadas y estimulando la producción de anticuerpos (7). Estos aspectos hacen que valga la pena complementar la vitamina D dentro de tu dieta.

Zinc

La función inmune no solo depende de las vitaminas mencionadas anteriormente. Además, el zinc juega un papel importante en tu cuerpo (10). El zinc es parte de numerosas enzimas en el cuerpo y es necesario en la construcción de proteínas y un sistema inmune que funcione bien (10,11). Incluso una leve deficiencia de este oligoelemento puede ralentizar las actividades de las células que contribuyen al sistema inmunitario (10,12). El zinc se encuentra naturalmente en pequeñas cantidades en mariscos, nueces, granos enteros y queso (11,12). Si bien el zinc es un nutriente importante para el sistema inmunitario, las cantidades excesivas pueden interferir con la absorción de hierro y cobre y provocar náuseas y vómitos (11,12). ¡Al suplementar este nutriente, ten en cuenta de hacerlo con moderación!

¿Qué más?

Algunos otros nutrientes a tener en cuenta para la nutrición de tu sistema inmunológico son la vitamina B6 y el selenio, que tienen un efecto en la producción de anticuerpos y se encuentran naturalmente en la carne, legumbres, productos lácteos y papas (13-15). Sin embargo, una deficiencia en estos nutrientes es raro.

¡Estos micronutrientes, junto con todas las vitaminas y minerales esenciales que nuestro cuerpo necesita a diario, se pueden encontrar en nuestra deliciosa gama de productos! Soluciones saludables y convenientes para estos tiempos inciertos. ¡Mantente a salvo y cuídate!

 

Fuentes

1. Het immuunsysteem [Internet]. WUR. 2012 [cited 2020 Mar 23]. 
2. Publishing HH. How to boost your immune system [Internet]. Harvard Health. [cited 2020 Mar 23]. 
3. Boston 677 Huntington Avenue, Ma 02115 +1495‑1000. Vitamin C [Internet]. The Nutrition Source. 2012 [cited 2020 Mar 23]. 
4. Vitamin C [Internet]. Linus Pauling Institute. 2014 [cited 2020 Mar 23]. 
5. Vitamine C (ascorbinezuur) | Voedingscentrum [Internet]. [cited 2020 Mar 23]. 
6. Boston 677 Huntington Avenue, Ma 02115 +1495‑1000. Vitamin D [Internet]. The Nutrition Source. 2012 [cited 2020 Mar 23]. 
7. Aranow C. Vitamin D and the Immune System. J Investig Med Off Publ Am Fed Clin Res. 2011 Aug;59(6):881–6.
8. Vitamine D | Voedingscentrum [Internet]. [cited 2020 Mar 20]. 
9. Urashima M, Segawa T, Okazaki M, Kurihara M, Wada Y, Ida H. Randomized trial of vitamin D supplementation to prevent seasonal influenza A in schoolchildren. Am J Clin Nutr. 2010 May;91(5):1255–60.
10. Zinc [Internet]. Linus Pauling Institute. 2014 [cited 2020 Mar 24]. 
11. Zink | Voedingscentrum [Internet]. [cited 2020 Mar 24]. 
12. Boston 677 Huntington Avenue, Ma 02115 +1495‑1000. Zinc [Internet]. The Nutrition Source. 2019 [cited 2020 Mar 24]. 
13. ILSI / Nutrition and Immunity in Man, 2nd Edition [Internet]. [cited 2020 Mar 24]. 
14. Selenium (seleen) | Voedingscentrum [Internet]. [cited 2020 Mar 24]. 
15. Vitamine B6 | Voedingscentrum [Internet]. [cited 2020 Mar 24]. 


Dejar un comentario