Prebióticos en Jimmy Joy Plenny Shake

enero 17, 2020

Prebióticos en Jimmy Joy Plenny Shake

¿Espera, qué? ¿Qué es un prebiótico? ¿Es una nueva orientación sexual? ¿Soy un prebiótico?

Permítanos presentarte los trillones de pequeñas criaturas que viven en tu vientre, la llamada "microbiota intestinal" [1]. ¿Sientes picazón de repente? No hay que preocuparse, estas criaturas no están mordisqueando tus entrañas, solo cortan los restos de comida que no podemos digerir.

 

           

Lo ves: después de comer, nuestro cuerpo descompone la comida en pequeños componentes, pedazos lo suficientemente pequeños como para ser absorbidos por las llamadas células epiteliales en la pared de nuestros intestinos, luego de lo cual pasan a nuestro torrente sanguíneo. Tenemos un montón de mecanismos para recortar los alimentos en nutrientes nosotros mismos, pero necesitamos la ayuda de nuestra pequeña pandilla intestinal para descomponerlos, de modo que podamos absorber estos nutrientes. La pandilla intestinal tiene el último juego de cuchillos y tijeras para cortar tu comida [2].

Otro mecanismo con el que nos ayudan es evitar que las bacterias dañinas se depositen en nuestros intestinos al no dejarles espacio y al delatarlas al sistema inmunitario [2]. Así que sí, es como una película de la mafia de los ochenta en tus entrañas

La relación que tiene con tu microbiota intestinal es simbiótica, como una relación. Es un equilibrio entre dar y recibir. Los alimentamos y nos ayudan. De acuerdo, espera, esa no es exactamente la forma en que funciona una relación saludable, es más como ... territorio alimentador. Entonces estás en una relación de conexión con tu microbiota intestinal. ¿Y cómo les alimentas? Con su favorito: ¡prebióticos! Estos son carbohidratos no digeribles que nos benefician al estimular la microflora intestinal para que obtengamos beneficios para la salud [3].

 

Plenny Shake V 2.1: alimentándote, alimentando a tu pandilla intestinal

En Jimmy Joy estamos comprometidos a brindarle la comida más saludable científicamente posible. Y mantener feliz a tu pandilla intestinal es una parte importante de eso: no queremos que se enojen y pongan la cabeza de un caballo en tu cama. Es por eso que hemos decidido agregar prebióticos, provenientes de inulina, avena, soja y linaza. Veamos por qué elegimos estas fuentes.

 

Inulina

Agregamos inulina porque sirve como fuente de alimento directo para algunas de las buenas microfloras en el intestino. Ayudan a mantenerte saludable al reclamar su césped en tus intestinos y dejar menos espacio para que crezcan bacterias dañinas. La inulina también ayuda a controlar el peso y aumenta la absorción de calcio [3, 4].

 

Avena

La avena es el ingrediente principal de nuestros batidos Plenny, y los prebióticos principales en la avena son las fibras solubles llamadas β-glucanos. Los β-glucanos hacen mucho por ti: no solo te confunden sobre cómo pronunciar tu nombre, sino que también pueden reducir tu presión arterial y tu nivel de colesterol en la sangre. Como resultado, pueden reducir el riesgo de enfermedades en tu corazón, lo cual es útil si tienes una [5]. Además de eso, los β-glucanos ayudan a mejorar la tasa de respuesta a la glucosa después de las comidas y, por lo tanto, mejora la sensibilidad a la insulina [6-8].

 

Soja

Necesitamos conversar un poco sobre un efecto secundario inevitable de la comida: caca. Cuanto más rápido salgan las heces de tu cuerpo, mejor, porque reduce el tiempo que los compuestos cancerígenos están en el intestino [5]. La soja tiene muchas fibras insolubles: principalmente hemicelulosa y celulosa, que son polímeros que forman las paredes celulares de las plantas [9]. Estos compuestos ayudan a aumentar el peso y el volumen de las heces. Y si recuerdas a Newton y la manzana, la gravedad sacará tus heces más pesadas de tus intestinos más rápido. Es como una carrera de Fórmula Uno en tus entrañas, con turds en lugar de autos. Lamentamos mucho este visual.

 

Semilla de lino

Por último, pero no menos importante: la linaza. La linaza es una excelente fuente de fibras viscosas [10], llamada así por cómo forman geles cuando se mezclan con fluidos corporales [11]. Estas fibras tienen un efecto general en la disminución de la presión arterial y, como resultado, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares [12]. Al igual que las semillas de lino, las semillas de soja también contribuyen a la carrera de Fórmula Uno al aumentar el peso y el volumen de las heces [10, 13].


Para colmo, todas estas fibras pueden convertirse en ácidos grasos de cadena corta (SCFA) [5], lo que hace que tu sistema inmunológico funcione mejor [14].

En general, lo que debes recordar es que esta pandilla de bacterias que viven en tu intestino debe ser atendida. Con Plenny Shake V 2.1, te ayudamos a hacer eso. Para que tu pandilla intestinal pueda seguir eliminando los nutrientes de tu comida y evitar las bacterias malignas desagradables que intentan robar tu territorio.

COMPRAR EL PLENNY SHAKE AHORA

 

Fuentes:

  1.      Thursby, E. and N. Juge, Introduction to the human gut microbiota. The Biochemical journal, 2017. 474(11): p. 1823-1836.
  2.      Gaboriau-Routhiau, V. and N. Cerf-Bensussan, [Gut microbiota and development of the immune system]. Med Sci (Paris), 2016. 32(11): p. 961-967.
  3.      Mohanty, D., et al., Prebiotics and synbiotics: Recent concepts in nutrition. Food Bioscience, 2018. 26: p. 152-160.
  4.      Shoaib, M., et al., Inulin: Properties, health benefits and food applications. Carbohydrate Polymers, 2016. 147: p. 444-454.
  5.      Ciudad-Mulero, M., et al., Dietary fiber sources and human benefits: The case study of cereal and pseudocereals, in Advances in Food and Nutrition Research. 2019, Academic Press.
  6.      Wood, P.J., Evaluation of oat bran as a soluble fibre source. Characterization of oat β-glucan and its effects on glycaemic response. Carbohydrate Polymers, 1994. 25(4): p. 331-336.
  7.      Mälkki, Y. and E. Virtanen, Gastrointestinal Effects of Oat Bran and Oat Gum: A Review. LWT - Food Science and Technology, 2001. 34(6): p. 337-347.
  8.      Daou, C. and H. Zhang, Oat betaglucan: its role in health promotion and prevention of diseases. Comprehensive reviews in food science and food safety, 2012. 11(4): p. 355-365.
  9.      Riaz, M.N., Soy Beans: Processing, in Encyclopedia of Food and Health, B. Caballero, P.M. Finglas, and F. Toldrá, Editors. 2016, Academic Press: Oxford. p. 48-53.
  10.    Ibrügger, S., et al., Flaxseed dietary fiber supplements for suppression of appetite and food intake. Appetite, 2012. 58(2): p. 490-495.
  11.    Chutkan, R., et al., Viscous versus nonviscous soluble fiber supplements: mechanisms and evidence for fiber-specific health benefits. J Am Acad Nurse Pract, 2012. 24(8): p. 476-87.
  12.    Khan, K., et al., The effect of viscous soluble fiber on blood pressure: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases, 2018. 28(1): p. 3-13.
  13.    Song, B.K., et al., Colon transit time according to physical activity level in adults. Journal of neurogastroenterology and motility, 2012. 18(1): p. 64-69.
  14.  Tan, J., et al., The role of short-chain fatty acids in health and disease. Adv Immunol, 2014. 121: p. 91-119.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.