Hasta La Puerta De Tu Casa
Obtén nutrición 100% completa, ingredientes sostenibles & plant-based.

Prebióticos y probióticos: la guía para un intestino sano

septiembre 14, 2020

Prebióticos y probióticos: la guía para un intestino sano

Es posible que hayas oído hablar de la existencia de un "intestino sano" en numerosos artículos relacionados con la salud, pero ¿Qué implica eso y cómo puedo lograrlo? Más de 100 billones de microorganismos simbióticos viven en los seres humanos y dentro de ellos [1]. Ugh, eso suena espeluznante, ¿eh? ¡No es! Contribuyen a un estilo de vida saludable cuando los trata bien. ¿Cómo? Este artículo te contará todo sobre:
  • El microbioma intestinal
  • Prebióticos
  • Probióticos
  • Pre y probióticos y Jimmy Joy

¿Qué es el microbioma intestinal?

El microbioma intestinal es la totalidad de microorganismos, de los cuales las bacterias son las más estudiadas. Están presentes en el tracto gastrointestinal (TGI) y son cruciales para la salud humana [2,3]. La microbiota intestinal juega un papel importante en la absorción de nutrientes y minerales, la producción de ácidos grasos de cadena corta (AGCC) y la síntesis de enzimas, aminoácidos y vitaminas [3]. Puede parecer que deberíamos abarcar todas las bacterias del intestino, pero algunas bacterias pueden causar enfermedades. Entonces, ¿Qué es un intestino sano?

Cuando hablamos de salud intestinal, esto indica el equilibrio perfecto entre los microorganismos "buenos" y "malos" en el TGI [3,4]. En otras palabras: la falta de bacterias beneficiosas puede dar lugar al crecimiento excesivo de bacterias dañinas. Pero no te preocupes, ¡esto también funciona al revés! Bacterias como Peptostreptoccus, Bifidobacterium, Lactobacillus y Clostridium pueden inhibir el crecimiento de bacterias dañinas y promover un intestino sano [5,6]. ¿Sabías que la nutrición se considera uno de los principales impulsores en la configuración de la microbiota intestinal a lo largo de la vida [4]? Dos partes de nuestra dieta pueden influir positivamente en esto, a saber, los prebióticos y los probióticos.

     

bad good probiotics prebiotics

      

El papel de los prebióticos

Los prebióticos se definen como "Un ingrediente fermentado selectivamente que da como resultado cambios específicos en la composición y / o actividad de la microbiota gastrointestinal, lo que confiere beneficio (s) sobre la salud del huésped". En otras palabras, los prebióticos son un término colectivo para sustancias como los carbohidratos no digeribles y las fibras que alimentan nuestra microbiota beneficiosa. Los alimentos como los cereales integrales y las frutas contienen grandes cantidades de prebióticos. [7,8]

Que hacen ellos

Todos los tipos de prebióticos tienen una cosa en común: no pueden ser absorbidos por nuestro cuerpo. Esto significa que permanecen intactos en todo el tracto digestivo. ¡Hasta que lleguen a nuestras entrañas! Aquí, los prebióticos interactúan con la flora intestinal. Los prebióticos son fermentados y utilizados como combustible por las bacterias beneficiosas de nuestro intestino grueso. Como resultado de este proceso, las bacterias beneficiosas de nuestro intestino producen sustancias que acidifican el intestino grueso. ¡Un ambiente ácido es beneficioso para el crecimiento de estas bacterias e inhibe el crecimiento de las dañinas! [7-10]

 

El papel de los probióticos

La Organización Mundial de la Salud define a los probióticos como “microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del huésped”. A pesar del hecho de que los probióticos son bastante nuevos, ¡todavía no se ha realizado ninguna investigación sustancial para hacer una declaración de propiedades saludables! Muchos científicos están investigando este campo donde es probable que se obtengan resultados más prometedores en un futuro próximo. [11]

Que hacen ellos

Como se mencionó anteriormente, los microorganismos beneficiosos pueden inhibir el crecimiento excesivo de los dañinos. Aquí es exactamente donde los probióticos son útiles. Además, los probióticos tienen sus propios beneficios para la salud individuales que pueden variar según la familia y la cepa. Esta gama de beneficios incluye la reducción de los síntomas de los trastornos digestivos, la pérdida de peso, la mejora de la salud intestinal y la promoción de la salud inmunológica [3].

Aunque los microorganismos vivos pueden sonar un poco atemorizantes, los probióticos no son del todo nuevos para nuestros cuerpos. La mayoría son similares a los microorganismos que ocurren naturalmente en nuestro cuerpo, como Bifidobacterium y Lactobacillus [6,11]. Estas especies también se encuentran en algunos alimentos como el chucrut, el yogur y el kimchi [12]. Sin embargo, no todos los microorganismos son adecuados para su uso como probióticos. La característica más importante de los probióticos es que deben poder llegar vivos al TGI, ser resistentes a los procesos tecnológicos y mantenerse estables en ácido y bilis [13]. Un tipo de microorganismo que cumple todos esos requisitos es Bacillus coagulans (B. Coagulans).

Bacillus coagulans es una bacteria productora de ácido láctico, por lo que apoyan la digestión y el sistema inmunológico. A diferencia de Bifidobacterium y Lactobacillus, B. Coagulans forman esporas [14, 15]. Esto da como resultado la capacidad de sobrevivir al ácido gástrico y llegar intacto al intestino delgado. Debido a estos efectos beneficiosos, este tipo de probiótico es producido actualmente por múltiples compañías en numerosas variaciones.

      

Pre y probióticos y Jimmy Joy

En Jimmy Joy estamos comprometidos con brindarte la comida más saludable científicamente posible. Y mantener tu intestino sano es una parte importante de eso. Al agregar tanto prebióticos como probióticos, se logra el llamado efecto simbiótico: los prebióticos se pueden usar como fertilizante para los probióticos. ¡Entonces, descubramos cómo mantenemos tu instinto feliz! [16]

       

     

Prebióticos

Los prebióticos que utilizamos en nuestros productos proceden de la inulina, la avena, la soja y la linaza. Veamos por qué elegimos estas fuentes.

 

Inulina

Agregamos inulina porque sirve como fuente de alimento directo para parte de la buena microflora en su intestino. Te ayudan a mantenerte sano al dejar menos espacio para que crezcan las bacterias malas. La inulina también ayuda a controlar el peso y aumenta la absorción de calcio [17, 18].

 

Avena

La avena es el ingrediente principal de nuestros batidos Plenny y los principales prebióticos de la avena son fibras solubles llamadas β-glucanos. Los β-glucanos hacen mucho por tí: no solo lo confunden sobre cómo pronunciar su nombre, también pueden reducir su presión arterial y nivel de colesterol en sangre. Como resultado, pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón, lo que resulta útil si tienes una [19]. Además de eso, los β-glucanos ayudan a mejorar la tasa de respuesta a la glucosa después de las comidas y, por tanto, mejoran la sensibilidad a la insulina [20-22].

 

Soja

Necesitamos tener una pequeña charla sobre un efecto secundario inevitable de la comida: la caca. Cuanto más rápido abandonen las heces de su cuerpo, mejor, porque reduce el tiempo que los compuestos cancerígenos están en el intestino [19]. La soja tiene muchas fibras insolubles: principalmente hemicelulosa y celulosa, que son polímeros que forman las paredes celulares de las plantas [23]. Estos compuestos ayudan a aumentar el peso y el volumen de las heces. Y si recuerdas a Newton y la manzana, la gravedad hará que las heces más pesadas salgan de tu intestino más rápido. Es como una carrera de Fórmula Uno en tus entrañas, con turds en lugar de autos. Lamentamos mucho este elemento visual.

   

Semilla de lino

Por último, pero no menos importante: linaza. La linaza es una excelente fuente de fibras viscosas [24], nombradas así por la forma en que forman geles cuando se mezclan con fluidos corporales [25]. Estas fibras tienen un efecto general sobre la disminución de la presión arterial y, como resultado, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares [26]. Al igual que las fibras de soja, la linaza también contribuye a la carrera de Fórmula Uno al aumentar el peso y el volumen de las heces [24, 27].

 

Para colmo, todas estas fibras se pueden convertir en ácidos grasos de cadena corta (AGCC) [19], lo que hace que su sistema inmunológico funcione mejor [24].

 

Probióticos

ProDURA® es una de las marcas que produce Bacillus coagulans UABc-20. Aunque las similitudes entre marcas y tipos deberían ser altas, ProDURA tiene algunos beneficios específicos que se destacan. ProDURA® tiene una capa protectora que permanece inactiva hasta que cumple con las condiciones perfectas de calor, pH y humedad que se encuentran en el intestino grueso. Según su composición, esta cepa puede sobrevivir al procesamiento, envío y almacenamiento extremos, además de los desafíos naturales del tracto digestivo.

Cuando se estudió, la marca ProDURA® de Bacillus coagulans pareció tener la tasa de supervivencia más alta a 105 ° C [28]. Por lo tanto, Plenny Shake ahora incluye este tipo de probiótico para apoyar su digestión e inmunidad.

 

Conclusión

En conclusión, las bacterias beneficiosas en nuestro intestino pueden inhibir el crecimiento excesivo de las dañinas y promover un intestino sano. Esto se puede lograr mediante la implementación de prebióticos y probióticos en tu dieta. Los probióticos dejan menos espacio para las bacterias dañinas y los prebióticos alimentan estas bacterias intestinales beneficiosas. Por esta razón, nuestros productos contienen tanto prebióticos como probióticos. ¡Haz clic aquí para ver toda nuestra gama de productos!

 

Fuentes

  1. Wang B, Yao M, Lv L, Ling Z, Li L. The Human Microbiota in Health and Disease. Engineering. 2017 Feb 1;3(1):71–82.
  1. Davani-Davari D, Negahdaripour M, Karimzadeh I, Seifan M, Mohkam M, Masoumi SJ, et al. Prebiotics: Definition, Types, Sources, Mechanisms, and Clinical Applications. Foods. 2019 Mar;8(3):92.
  1. Cresci GAM, Izzo K. Chapter 4 - Gut Microbiome. In: Corrigan ML, Roberts K, Steiger E, editors. Adult Short Bowel Syndrome [Internet]. Academic Press; 2019 [cited 2020 Aug 7]. p. 45–54.
  1. Thursby E, Juge N. Introduction to the human gut microbiota. Biochem J. 2017 Jun 1;474(11):1823–36.
  1. Zhang Y-J, Li S, Gan R-Y, Zhou T, Xu D-P, Li H-B. Impacts of Gut Bacteria on Human Health and Diseases. Int J Mol Sci. 2015 Apr 2;16(4):7493–519.
  1. Fijan S. Microorganisms with Claimed Probiotic Properties: An Overview of Recent Literature. Int J Environ Res Public Health. 2014 May;11(5):4745–67.
  1. Markowiak P, Śliżewska K. Effects of Probiotics, Prebiotics, and Synbiotics on Human Health. Nutrients [Internet]. 2017 Sep 15 [cited 2020 Sep 2];9(9). 
  1. Davani-Davari D, Negahdaripour M, Karimzadeh I, Seifan M, Mohkam M, Masoumi SJ, et al. Prebiotics: Definition, Types, Sources, Mechanisms, and Clinical Applications. Foods. 2019 Mar;8(3):92. 
  1. Holscher HD. Dietary fiber and prebiotics and the gastrointestinal microbiota. Gut Microbes. 2017 04;8(2):172–84. 
  1. Joint FAO/WHO Working Group. Guidelines for the Evaluation of Probiotics in Food. Canada; 2002 May.
  1. Marco ML, Heeney D, Binda S, Cifelli CJ, Cotter PD, Foligné B, et al. Health benefits of fermented foods: microbiota and beyond. Curr Opin Biotechnol. 2017 Apr 1;44:94–102.
  1. Tuomola E, Crittenden R, Playne M, Isolauri E, Salminen S. Quality assurance criteria for probiotic bacteria. Am J Clin Nutr. 2001 Feb 1;73(2):393s–8s.
  1. Cao J, Yu Z, Liu W, Zhao J, Zhang H, Zhai Q, et al. Probiotic characteristics of Bacillus coagulans and associated implications for human health and diseases. J Funct Foods. 2020 Jan 1;64:103643.
  1. Konuray G, Erginkaya Z. Potential Use of Bacillus coagulans in the Food Industry. Foods [Internet]. 2018 Jun 13 [cited 2020 Aug 7];7(6).
  1. Markowiak P, Śliżewska K. Effects of Probiotics, Prebiotics, and Synbiotics on Human Health. Nutrients [Internet]. 2017 Sep 15 [cited 2020 Sep 2];9(9). 
  1. Mohanty, D., et al., Prebiotics and synbiotics: Recent concepts in nutrition. Food Bioscience, 2018. 26: p. 152-160.
  1. Shoaib, M., et al., Inulin: Properties, health benefits and food applications. Carbohydrate Polymers, 2016. 147: p. 444-454.
  1. Ciudad-Mulero, M., et al., Dietary fiber sources and human benefits: The case study of cereal and pseudocereals, in Advances in Food and Nutrition Research. 2019, Academic Press.
  1. Wood, P.J., Evaluation of oat bran as a soluble fibre source. Characterization of oat β-glucan and its effects on glycaemic response. Carbohydrate Polymers, 1994. 25(4): p. 331-336.
  1. Mälkki, Y. and E. Virtanen, Gastrointestinal Effects of Oat Bran and Oat Gum: A Review. LWT - Food Science and Technology, 2001. 34(6): p. 337-347.
  1. Daou, C. and H. Zhang, Oat beta‐glucan: its role in health promotion and prevention of diseases. Comprehensive reviews in food science and food safety, 2012. 11(4): p. 355-365.
  1. Riaz, M.N., Soy Beans: Processing, in Encyclopedia of Food and Health, B. Caballero, P.M. Finglas, and F. Toldrá, Editors. 2016, Academic Press: Oxford. p. 48-53.
  1. Ibrügger, S., et al., Flaxseed dietary fiber supplements for suppression of appetite and food intake. Appetite, 2012. 58(2): p. 490-495.
  1. Chutkan, R., et al., Viscous versus nonviscous soluble fiber supplements: mechanisms and evidence for fiber-specific health benefits. J Am Acad Nurse Pract, 2012. 24(8): p. 476-87.
  1. Khan, K., et al., The effect of viscous soluble fiber on blood pressure: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases, 2018. 28(1): p. 3-13.
  1. Song, B.K., et al., Colon transit time according to physical activity level in adults. Journal of neurogastroenterology and motility, 2012. 18(1): p. 64-69.
  1. Tan, J., et al., The role of short-chain fatty acids in health and disease. Adv Immunol, 121: p. 91-119.
  2. Bacillus Coagulans (Spores) - High Quality Probiotics [Internet]. UAS Labs. [cited 2020 Aug 7]. 

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

#esjoy.es

¡Únete a nuestra increible comunidad!