Hasta La Puerta De Tu Casa
Obtén nutrición 100% completa, ingredientes sostenibles & plant-based.

Somnolencia después de la comida, causas y prevención [Guía completa de 2022]

 

Postprandial Somnolence

 

¿Conoces la sensación de somnolencia después de una comida? Este artículo te dirá todo lo que necesitas saber sobre este fenómeno llamado somnolencia postprandial.

¿La mejor parte?

Después de que termines de leer esta guía, puedes evitar volver a tener un coma alimentario, aunque puede llevarte algún tiempo digerir toda la información a continuación.

Entonces tomemos bocados pequeños, ¿de acuerdo?

¡Aquí viene el avión!

 

¿Qué es la somnolencia postprandial?

Si alguna vez has experimentado un "post-dinner dip" o incluso un "post-lunch dip", has vivido somnolencia postprandial.

Analicemos estas palabras:

"Postprandial" se refiere a después de una comida ...
"Somnolencia" se refiere a la somnolencia.

Por lo tanto, la somnolencia postprandial se refiere a la experiencia común de somnolencia después de comer [1].

Puedes recordarlo más fácil como "coma alimentario" que se usa con frecuencia. La mayoría de las personas experimentan una sensación de baja energía combinada con una sensación de querer dormir.

No te preocupes, es muy normal experimentar esto de vez en cuando. Lo que nos lleva a nuestra siguiente pregunta ...

 

¿Por qué tienes somnolencia postprandial?

Desafortunadamente, hay evidencia científica concluyente limitada sobre la somnolencia postprandial. Sentir un chapuzón de energía o sentirse somnoliento después de una comida varía de persona a persona. Una persona puede experimentar somnolencia, o simplemente falta de energía, o tal vez ambos.

Además de eso, sus circunstancias cambian todo el tiempo. Todo esto hace que sea difícil de estudiar [2].

Eso no significa que los científicos aún no hayan presentado varias teorías. Echemos un vistazo a las razones más comunes.

 

El centro de sueño de tu cerebro está siendo estimulado

Una de las teorías más recientes sobre la somnolencia postprandial es que está influenciada por una combinación de neuronas, el llamado núcleo arqueado (ARC).

Este grupo de neuronas se encuentra en el hipotálamo, que es un área cercana al centro de tu cerebro (mira la imagen a continuación para averiguar dónde se encuentra). El ARC regula tu apetito, en respuesta a las diferentes señales que tu cuerpo comunica a tu cerebro.

Tu apetito está regulado principalmente por las señales que le da tu cuerpo. Un indicador importante son los péptidos, que son cadenas cortas de aminoácidos.

Los péptidos se crean cuando comes alimentos que contienen proteínas. Tu cuerpo produce diferentes productos químicos durante la digestión. Estas sustancias rompen las proteínas en pequeñas cadenas de proteínas, que son los péptidos. Una vez que estas proteínas son lo suficientemente pequeñas, tu cuerpo puede absorberlas.

Después de que tu ARC termina de evaluar las señales de tu cuerpo, envía las señales al hipotálamo. En este punto, el ARC podría estimular los centros para dormir. Otra posibilidad es que el centro para dormir se active a través de las señales en tu cuerpo sin el ARC como mediador [3].

Postprandial Somnolence

El flujo de sangre a tu cerebro cambia

De todas las teorías que explican la somnolencia postprandial, la más frecuente dice que el flujo sanguíneo se redistribuye después de una comida.

La sangre se redistribuye de los vasos sanguíneos alrededor de tu cerebro a los vasos sanguíneos alrededor de tus intestinos. Para ser específicos, se sugiere que hay una redistribución de la sangre desde el corazón al tracto gastrointestinal.

Sin embargo, esta suposición también hace que esta teoría sea una de las más debatidas en torno al tema de la somnolencia postprandial. Naturalmente, el flujo de sangre a tu cerebro está regulado cuidadosa y constantemente por tu cuerpo para mantener las funciones normales del cuerpo.

Toma el ejercicio como ejemplo. Durante esta actividad, una gran cantidad de sangre ingresa al músculo pero aún así, se mantiene el flujo sanguíneo al cerebro [4]. Por lo tanto, no parece muy probable que la redistribución de la sangre pueda explicar la somnolencia postprandial.

Postprandial Somnolence Organs

 

En este punto, probablemente todavía te estés preguntando ...

 

¿Cómo puedo prevenir un coma alimentario?

Cuando observas múltiples estudios, queda claro que se debe hacer más investigación en el área de la somnolencia postprandial, ya que el razonamiento detrás de esto aún no está claro.

Pero hay puntos claves que indican cosas que puedes hacer para evitar tu siesta regular después de la comida o después de la cena.

Los siguientes consejos te ayudan a prevenir un coma alimentario:

  • Cuida tu ingesta de alimentos
  • Come los macronutrientes correctos
  • Dormir lo suficiente
  • Control de porciones
  • Estar activo después de una comida


Vamos a discutir los métodos y por qué ayudan.

 

Cuida tu ingesta de alimentos

No comas grandes comidas cuando quieras ser productivo después. Además de esto, asegúrate de beber suficiente agua. Naturalmente, experimentas un descenso en los niveles de energía en diferentes momentos del día debido a tu ritmo circadiano [5]. Por lo tanto, come comidas livianas que te brinden una cantidad suficiente de energía para las tareas en cuestión y bebe suficiente agua durante todo el día. Simple, ¿verdad?

 

Más específicamente, equilibra tus macronutrientes

Tiende a sentir sueño después de comer comidas altas en grasas y bajas en carbohidratos en comparación con las comidas bajas en grasas y altas en carbohidratos? [6]. En pocas palabras, si comes comidas con alto contenido de carbohidratos en lugar de grasas, es más probable que prevengas un coma alimentario. Por otro lado, también debes intentar evitar las comidas con alto contenido de carbohidratos, ya que esto también podría aumentar las posibilidades de sentirse con sueño. Sin mencionar que también debes medir tu nivel de actividad. Así que piensa en el futuro. Se trata de equilibrio.

 

Dormir lo suficiente

La somnolencia que experimenta naturalmente debido a su ritmo circadiano es peor con una noche de sueño deficiente. Existe una conexión entre tu sueño (o falta de él) y el tamaño de tus comidas. Se dice que la falta de sueño en combinación con una comida pesada durante el día te hace sentir mucho sueño [7].

 

Control de porciones

Puedes pensar que esto es obvio, pero es una de las cosas que la mayoría de los estudios señalan como una buena manera de reducir sus posibilidades de tener un coma alimentario. Necesitas comer para mantener los niveles de energía, pero comer demasiado puede desencadenar sentimientos de somnolencia postprandial [8].

 

Estar activo después de una comida

Haz que tu sangre fluya justo después de comer. Sal a caminar o juega tenis de mesa. Una vez que fluya la sangre, puedes disminuir la probabilidad de tener somnolencia [9].

 

Conclusión

La somnolencia postprandial es un tema de investigación complicado, pero hasta ahora sabemos lo suficiente como para mantener a raya estos comas de alimentos. La causa más probable de somnolencia postprandial es una señal en tu cerebro que dispara tu centro de sueño. Estas señales son activadas por tu cuerpo durante la digestión. Por eso, si no deseas esta sensación somnolienta, debes comer los alimentos correctos en las cantidades correctas, dormir lo suficiente y mantenerte activo después de comer.

 

Consejos de bonificación:

Para ayudarte a combatir el "coma alimentario", hemos desarrollado un batido de comidas nutricionalmente completo que contiene todo lo que tu cuerpo necesita.

  • Vigila tu ingesta de alimentos: mezcla agua con ingredientes solubles de origen vegetal para obtener un batido completo y equilibrado.
  • Ingiere los macronutrientes correctos: los batidos de comida son ricos en fibra y proteínas. Se completa con la cantidad correcta de grasas saludables.
  • Control de la porción: cada cucharada es de 50 gramos, lo que equivale aproximadamente a 200 kcal.

 

    Productos saludables para prevenir comas alimenticios:

                                    

    Fuentes

    1. Orr, W. C., Shadid, G., Harnish, M. J., &; Elsenbruch, S. (1997). Meal Composition and Its Effect on Postprandial Sleepiness. Physiology &; Behavior, 62(4), 709-712.
    2. Murphy, K. R., Deshpande, S. A., Yurgel, M. E., Quinn, J. P., Weissbach, J. L., Keene, A. C., . . . William, W. J. (2016). Postprandial sleep mechanics in Drosophila. Elife, 5, e19334.
    3. Kim, S. W., &; Lee, B. I. (2009). Metabolic state, neurohormones, and vagal stimulation, not increased serotonin, orchestrate postprandial drowsiness. Bioscience Hypotheses, 2(6), 422-427.
    4. Bazar, K. A., Yun, A. J., &; Lee, P. Y. (2004). Debunking a myth: neurohormonal and vagal modulation of sleep centers, not redistribution of blood flow, may account for postprandial somnolence. Medical Hypotheses, 63(5), 778-782. 
    5. National Sleep Foundation, Food and Sleep, 2019.
    6. Wells, A. S., Read, N. W., Uvnas-Moberg, K., &; Alster, P. (1997). Influences of Fat and Carbohydrate on Postprandial Sleepiness, Mood, and Hormones. Physiology & Behavior, 61(5), 679-686.
    7. Reyner LA, Wells SJ, Mortlock V, Horne JA. 'Post-lunch' sleepiness during prolonged, monotonous driving - effects of meal size. Physiol Behav. 2012;105(4):1088-91. doi:10.1016/j.physbeh.2011.11.025. 
    8. Shukla C, Basheer R. Metabolic signals in sleep regulation: recent insights. Nat Sci Sleep. 2016;8:9-20. doi:10.2147/NSS.S62365. 
    9. Matsumoto Y, Mishima K, Satoh K, Shimizu T, Hishikawa Y (2002). Physical activity increases the dissociation between subjective sleepiness and objective performance levels during extended wakefulness in humans. 

    @esjoy.es

    ¡Únete a nuestra increíble comunidad & Recibe 10% Off!